Embole verde con borde dorado

viernes, diciembre 15, 2006

Tal como le sucede a todos los seres humanos habitantes de este yanquizado planeta, a la autora de este mediocre blog con súper títulos naranjas y headers verde manzana, le llegó el día del cumpleaños. Esa concepción de tener un año más lleva a uno a la filosofización. Word me está marcando que, efectivamente, tal palabra no existe y por ende, la acabo de filosofar.


Desde la concepción de este querido blog, he estado un poquito más al tanto de aquello que pasa a mi alrededor sobre qué exactamente escribir dentro de esta burbuja catatónica inmersa en la web.
No es fácil. Últimamente, todas las conclusiones a posibles posts que se van generando en mi cabeza son símiles a aquel cliché que se resume en la frase 'pucha, que la vida es rara'. La mitad de dichos posts estarían revelando demasiado sobre mí como para que yo me sienta cómoda con que éste sea un eventual pit-stop de alguien que se perdió un lunes a las cuatro de la mañana buscando fotos de Pampita en Google; la otra mitad no tiene ni principio ni fin.

Son lo suficientemente aburridos como para que mi ADD se dispare a niveles alarmantes y termine persiguiendo a una libélula en pleno centro montevideano sólo para darme de cara contra un carrito de hamburguesas. Nunca me pasó, pero si alguna vez le fuera a pasar a alguien... cagué. Y con mi suerte, el pote de ketchup será el único en caer justo sobre mi cabeza, mientras que la mayonesa permanecerá erguida y triunfante sobre un chorizo extra Cativelli, burlándo
se de mí por no haber salvado a la lombriz.

En fin, es muy difícil no convertir al blog es un espacio dedicado a mis experiencias personales, redactadas como si fueran anécdotas de un púber quinceañero que se pinta las uñas de negro y escucha a Death Cab for Cutie mientras fantasea sobre gillettes y un mundo donde 'lo interior es lo que cuenta'.


Cualquiera podría decir:
"bueno, che, entonces escribí sobre lo que ya sabés". Pregunto yo, ¿qué gracia tendría eso? ¿Ustedes realmente quieren saber qué se usará este verano? ¿Quieren conocer sobre las mil y una dietas fallidas que he intentado en menos de 24 horas ante el perturbado reconocimiento que en un mes tengo que entrar en un bikini? ¿Piensan que sería interesante una descripción exhaustiva que detalle por qué los pelirrojos son, fueron y siempre serán más sexy que los morochos de ojos azules? ¿A qué iba todo esto?

Sí, este es un post sumamente trivial y sí, me siento culpable de someterlos a mi verborragia (otra palabra inventada, según Word) a la una y media de la mañana. Así que dejémonos de joder:

El blanco, el negro, el marrón chocolate y el verde son los colores del verano. Al plateado lo cambiamos por dorado, todo se usa un talle más grande menos los jeans chupín, los collares que sean lo más largos posibles, si van a usar el rojo combinenlo con el azul al mejor estilo marinerito y por dios hay unos zapatitos de leopardo en Vicky Ortiz que si alguien los compra antes que yo, los reviento (lo mejor de estas fiestas es el convertirse en una oveja más del cúmulo fluctuante en los complejos de compras capitalinos, sin tener que sentir cómo la conciencia se ensucia de a poquito. Gracias, marketing).

Acá también les dejo la foto de Pampita en bikini congelándose en Bariloche o algún lugar así.


Pucha, que la vida es rara.

3 comentarios :

PJ dijo...

no veo la foto de pampita

pablo dijo...

precioso el articulo, bien otra vez tefa!.

pad dijo...

No se, no entendi nada el post. Suena todo medio raro y me perdi.Bueno, tu tienes 23, yo 24 a si que te invito a mi blog porque eres una chica muy bonita, segun el palito ortega previo a las 56 cirugias faciales que se realizo entre 1970 y el 2006.

La palabra es filosofar nomas, es decir la actividad de realizar reflexiones filosoficas. Feliz cummpleaños!!!!.

Dado el crecimiento exponencial de los blogs, creo que a estos puede agregarsele una funcion adicional, que es la del levante. Es decir dado que son pocos los que pueden establecer ideas interesantes en estos espacio, es hora de democratizar su uso. Todos con mayor o menor exito podemos utilizarlo para tirar la caña, por lo que, adelante.

pucha, que la vida es rara.

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |