¿Cuándo fue la última vez que te sentiste una reina?

domingo, agosto 05, 2007

Es hora de asumir lo inevitable: no voy a ser periodista. La vida me ha otorgado demasiadas oportunidades en campos diversos que nada tienen que ver con el periodismo. Eso y, aparentemente, mi forma de escribir se lleva mucho mejor con el Marketing que con la noticia seca. Lo confieso, Nelson. El periodismo no me incita la pasión suficiente para tirar una silla de una esquina a la otra de un salón de clase. Soy una bolsa de Portland. ¿Y qué?

Pero eso no significa que me haya dado por vencida. Ah, no, no
. Si no me quieren publicar por las buenas, me van a publicar por las mías. Es así como este fin de semana, mientras dormía la quinta siesta inspirada por el clima de mierda, se me ocurrió EL plan maestro. Qué plan, por Dios. Qué plan.

Me estoy poniendo vieja y como consecuencia directa de esto, decidí ocupar el poco tiempo disponible que tengo en escribir cartas de quejas. De esta manera, me dejo de hacer la pendeja y asumo mis 23 años. Pero además, mi meta es practicar con cartas dirigidas a alguien en particular para después poder llegar a la meta última: ser publicada en Ecos de El País, o que cuando llegue a los 60, me pregunten qué fue lo destacado de la semana y ser publicada en la misma página.

A que no contaban con mi astucia. Me llevará tiempo, queridos periodistas, pero algún día seré parte de su elite. Y solo para que se vayan preparando,
aquí van algunas muestras de mi fabuloso plan:

Estimado Sr. Cadbury;

Le escribo desde Uruguay por una publicidad que promociona uno de sus chocolates en este país. Reconozco que, sinceramente, a Ud. le podría bien chupar un reverendo huevo qué piensan los uruguayos sobre sus publicidades, especialmente considerando que no pasamos los 3 millones de habitantes (de los cuales 500,000 ahora viven en España). Sin embargo, algo me dice que esta publicidad también es transmitida en países vecinos, tales como Argentina y Chile (solo que en Chile le cambian los tonos de voz).

En fin, vayamos al punto. La publicidad en cuestión muestra a un par de mujeres en excepcional estado físico comentando sobre la última vez en que se sintieron unas reinas. El aviso, finalmente, deja implícito que el comer un chocolate Cadbury hace sentir a las mujeres como unas reinas. Eso es todo, es un mensaje simple, entendible, y directo.

Disculpe, Sr. Cadbury, y con todo respeto y en una buena: ¿Ud. es idiota? No, en serio. El segundo en que una mujer termina de comerse una barra entera de chocolate no puede, bajo ningún concepto, considerarse el equivalente al momento en que una se siente como una reina. Además, realmente no puedo entender la insensibilidad de que alguien como Ud. esté incitando a las mujeres a comer chocolate cuando solamente quedan tres o cuatro meses para el verano.

El segundo en que una mujer termina de comerse una barra entera de chocolate, es el momento en que comienzan las culpas, las promesas de dietas nunca cumplidas, las preguntas sin salida a sus parejas, las corridas al shopping a gastar dinerales en zapatos "porque los pantalones seguro no me entran"... claramente, lo más alejado posible de ser una reina.

Tal vez Ud. no se de cuenta que 'sentirse una reina' en esta parte del mundo es sinónimo de sentirse bien, no una gorda, fea y vieja como la Reina de Inglaterra. Es una equivocación comprensible, supongo. No importa, Ud. sigue siendo un puto.

Saludos cordiales,

D.I.T

PD: A pesar de su estupidez, sigan así con lo de producir productos Fair Trade. Es más, ¿por qué no recicla el aviso en cuestión y lo pasa en África? Auguro que tendrá muchísimo más éxito allá.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Estimada Srta. Sedal;

Ni me voy a molestar en una introducción para esta carta. Sí voy a ofrecer mis más profundas condolencias, aunque me alegro muchísimo sobre su inclusión en el libro Guiness de los records. Debe ser una gran condecoración ser reconocida como la primera persona en el mundo que logró que sus neuronas se suicidaran colectivamente sin tener que pertenecer a ninguna secta.

Le recomiendo el siguiente link: http://es.wikipedia.org/wiki/Gravedad. Estoy segura que será de gran interés para Ud. Por las dudas, el mecanismo es simple: solamente dirija su mouse sobre la dirección y presione el botón que se encuentre a la izquierda (sobre el mouse). Luego, lea lo que aparece en la página. Cualquier cosa, si necesita que alguien se lo lea por teléfono, por favor responda a este mail y no tengo ningún problema en llamarla y leerlo. Estoy hasta dispuesta a ir a su casa e ilustrar lo mencionado en el artículo con dibujitos.

Saludos cordiales,

D.I.T

PD: Fuck it. Te ayudo:

Sexy!

4 comentarios :

jp dijo...

jejeje... me mate de la risa!

muy buenas las ilustraciones :P

Willy dijo...

Ahhh bueno... aaaahhhh buenooooo !!!!
Señores por favor, alguien que prepare el electroshock, las pastillas ya no surten efecto.

Bromas aparte, muy buen post, sobre todo la carta a la señora Sedal... Normalmente despues de ver una publicidad de Sedal (y similares) paso aproximadamente 20 segundos preguntandome "las mujeres serán tan pelotudas que les venden un producto con una publicidad tan pelotuda"

MalboroSinR dijo...

Entregate al placer.

quote:
Apenas abro un chocolate, el aroma invade mis sentidos. Luego su textura y color me sumergen en un intenso placer. Entro en un mundo donde me conecto con mis emociones. Se deshace suave y cremosamente en mi boca y es mi momento. Cada bocado, mas placer. Podría hasta decir que soy otra. Me siento una reina envuelta en el placer intenso y único que me da el chocolate en ese instante de gloria que es solo mío.

D.I.T dijo...

... hasta que pispeo con la esquina de mi ojo esa brillante tablita con los porcentajes nutritivos y me entero de cuantas calorías tiene. Ahí tiro todo a la mierda y maldigo el hogar de quien haya creado tan traicionero bocado.

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |