Promesa

martes, junio 10, 2008

El otro día me di cuenta de una cosa. Estaba laburando, como todos los días, y en un instante de realización bizarra, levanté la vista y abrí los ojos bien grande. Me quedé congelada en esa pose por algo así como 3.5 segundos. Frenéticamente moví el puntero del mouse hacia la esquina inferior derecha de mi pantalla. Un click bastó para confirmarlo. Sólo uno, porque tengo Vista.

Y ahí, tal cual informe de relleno en Crónica TV, me di cuenta: faltan seis meses para el verano. Te querés morir. Sólo seis meses. SEIS. Oh Margot.

Ustedes pensarán que eso no es una noticia. Dirán "y bueno, sí, que lindo, faltan seis meses para que empiece el calorcito". Alguno que otro pensará que me estoy precipitando, que recién se vino el frio, que ni siquiera empezó el invierno y yo ya estoy ladilleando. Lamento informarles que ustedes no saben nada.

Algunos de ustedes se darán cuenta del punto de este post. Y esos algunos van a estar en lo cierto. Me chupa un huevo el calor, el frio, el viento, la lluvia y el 21 de junio. Un huevo. Que falten seis meses para el verano significa, en mi pequeñísimo mundo, que faltan exactamente seis meses para que yo, nuevamente, tenga que entrar en un bikini.

Luego de esta realización por demás traumática (y luego de empujar el Danette de chocolate que hasta el momento me encontraba plácidamente disfrutando – están buenísimos, y eso que odio las cremas), decidí ponerme en campaña. Y hoy, luego de 10 años de delicioso sedentarismo, fui a una clase de gimnasia.

Llegué cinco minutos tarde ya que debido a mi nerviosismo, me equivoqué de calle. Sí, me puse nerviosa. No me juzguen, era mi debut gimnástico y estaba aterrorizada. ¿Por qué? Porque las cuarentonas con terribles lomos son mi peor pesadilla y esta cruel especie suele pulular en los gimnasios, tomando Coca Light y usando calzas (ya que estamos, ¿por qué tenemos que usar calzas? Si pudiésemos usar calzas con total comodidad no estaríamos yendo a gimnasia, ¿no?).

En fin, ingresé al establecimiento y me dirigí a una especie de sótano con luces tenues y música marchosa. El instructor se presentó y nos entregó un palo a cada una. En seguida nos pusimos a saltar con los palos, y uno y dos y dos y tres y arriba y brazos estirados y no dobles el codo y uno y dos.

Y ahí me acordé de una de las razones por las cuales había abandonado la gimnasia. Dios me ha dado muchísimas cosas, muchos talentos y muchísimos dotes. Sin embargo, mientras preparaba la mezcla, se le perdió el polvito que otorga el sentido de la coordinación.

24 años más tarde, ahí estaba yo, reflejada en dos espejos enormes, perdiendo el ritmo. El instructor me decía "así no, probá así". Y yo probaba así y me caía. "¡Muy bien Macarena!" decía él y yo le trataba de copiar a Macarena y por un nanosegundo lo lograba. "No, los codos, ¡los codos!" gritaba John (su nombre) y yo estiraba los brazos, "No, las piernas, ¡doblá la rodilla!" y yo doblaba los brazos y "¡Bien Macarena!" y yo quería agarrar el palo y hacer que Macarena se tropezara.

Se supone que ir a gimnasia con una amiga es divertido. Hoy descubrí que no lo es. Divertido sería si entre serie y serie hubiese tiempo para tomarnos un vaso de agua y comentar sobre los shorcitos del instructor, o si entre abdominal y abdominal nos comiéramos una Big Mac y habláramos de música. Pero no es así. Entre serie y serie apenas tenés tiempo de respirar y entre abdominal y abdominal estás pensando en el Danette que te vas a comer después para sentirte mejor sobre ser tan patéticamente débil gimnásticamente.

El hecho es que luego de 15 míseros minutos, mi cuerpo dijo basta. John me preguntó si estaba bien y, a pesar de mi respuesta afirmativa, no me creyó. Me ofreció un vaso de agua y comentó sobre mi palidez (pará loco, una cosa a la vez: primero ataco la gordura y después la blancura). Me preguntó si hace mucho que no hacía gimnasia y si fumo (sí y sí). Y con su tercera pregunta, me acordé de la otra razón por la cual evité los gimnasios por 10 años.

"¿Tenés la presión baja?". Uya. "Bueno, vení que vas a hacer otra cosa a lo que están haciendo las demás".

Así fue cómo me convertí en la pelotuda que hace ejercicios chiquitos y fáciles (pero igual siente que con cada movimiento se aproxima más a la muerte) mientras las otras seguían la clase normalmente. Y fue en ese momento que pensé, "Me voy".

Pero no me fui. Me quedé, carajo. Y sí, habré hecho 20 abdominales menos que las demás y sí, habré dejado de hacer los ejercicios para afirmar la cola cuando John no miraba y sí, hay una pierna que no la ejercité pero ¿saben qué? Me quedé. ¿Y saben qué más? Me compré un pase libre. Por un mes, bitches. Eso quiere decir que no solamente me quedé, sino que voy a volver (obviamente que mañana ni en pedo, por lo menos denme tiempo para mentalizarme un poquito).

Este verano no voy a esconderme atrás de nada. Este verano me voy a poner la bikiniela y voy a salir a la playa y voy a andar por ahí con cero vergüenza. Es más, voy a CORRER por la playa. Sí, tal como lo leyeron, correr. Como Pamela Anderson. Pero con menos tetas. Y morocha. Y con bikini, no con malla roja. Y sin flotador. Ta, bueno, ustedes me entienden.

Es más, ¿saben qué? El miércoles empiezo la dieta (todavía hay un Danette en la heladera).

Aclaración: perdón Maca, soy un poquito competitiva. Un poquito nomás. Pero te prometo que fuera de eso soy divina. A veces.

21 comentarios :

transmutacion dijo...

Te juro, pero te re juro que te entiendo. Yo también soy de las que fuma y va al gimnasio una vez cada veinte años (o cada muerte de obispo por sida, lo que ocurra primero).

La diferencia es que nunca me preocuparon los kilos de más. Y al que le joda, que reviente.

De cualquier manera te admiro, hay que ir seis meses antes al gimnasio. Así que arriba!!! Yo no hago más de dos lagartijas pero te hago de porrista si querés, jajaja.

Saludetes,

Alexander Murdoch dijo...

DIT: Debe ser porque soy algo delgado (soy un flaco de mierda, fino como una flecha, peso 76 kilos y mido 1.90, sacá cuentas)pero nunca me gustaron las flacas. Es más, si tienen un poquito más de grasita, me gusta más.

Y te aviso que hay muchos más de donde vengo yo. Más de los que parece.

Beso.
Alex.

Hagamos Ohm dijo...

Yo empecé en marzo no por el próximo verano, sino porque no me entra la ropa...

Desde marzo yendo todos los días, y bajé medio kg. Me tendré que coser la boca.

Hace unos cuantos años iba a otro gimnasio que el instructor se llamaba John, tenía acento extranjero, y era toqueton. Hay que tener cuidado con esos ;)

saludos!

D.I.T dijo...

Transmutación: obviamente va mucho más allá de estar espectacular para el verano. Desde que laburo en casa, mi rutina de ejercicios se limita a, como la naranja, pasearme de la sala al comedor. Ergo, estoy en el horno.

¡Y sí! ¡Necesito ánimo! No sabés como me duele todo músculo del cuerpo hoy. Y encima mañana... otra vez :S

Alex: como le decía a Inés, también hay un tema de que no me muevo mucho. Pero igual toy gorda. He conocido versiones más flacas de mi misma y estoy decidida a que esta versión con kilos de más no sea más que un beta. El verano sale el release. No puedo ser tan nerd.

(Btw, 1.90 y 76 kilos? Te odio.)

Hagamos: el secreto para perder peso es reducir las calorías. Punto. El ejercicio para lo que te sirve es reafirmar, esculpir, lograr que no te rebote todo a pesar de estar flaca, etc. Pero si querés adelgazar, tenés que comer menos. Es un bajón.

Mepa que estamos hablando del mismo instructor. Aún no he podido saber si este es toqueta o no, pero se llama John, habla en eshpañol y es de australia. Si sabés donde labura ahora... ¡no vengas! Me da vergüenza.

Maria Gracia dijo...

mi vida, entre coomo en shock cuando lei tu articulo del gym, y quiero que sepas que me pusiste nerviosita y ahora el LUNES quiero empezar jajajaj, no enserio, quiero empezar hace mucho pero nada me motiva para hacerlo jajaj
besos te quiero
Magra

Yo, again =P dijo...

1) FELICITACIONES ! ! ! No sólo por ir, sino por quedarte y comprar ese pase. Y no por tema estético, sino por tema de estar contenta contigo misma y de salud.

2) 1.90 y 76 Kg....been there.....si tenés 25 o menos: OJO, ese metabolismo no dura para siempre :-(
(y los kilos extra no vienen en fibra muscular)

3) 6 meses? No seas ilusa.....falta mucho menos (para el "calorcito playero") =S

D.I.T dijo...

Magrita: que no cunda el pánico. Aunque si el porcentaje de mujeres lindas y en forma aumenta en seis meses, pueden culpar a mi blog.

Bueno, si las tres chicas que leen mi blog están más lindas y en forma.

JUAN:
1. Muy lindas tus felicitaciones. Ahora a ver cuándo seguís el ejemplo.

3. Mirá que sos sorete, eh.

Phibrizoq dijo...

Lo de "Faltan 23874 días para el verano" me hizo acordar a ese canal tan bizarro que es Crónica TV.
En fin, nunca en mi vida voy a hacer ejercicio, lo odio demasiado, no puedo hacer ni UNA lagartija. Es en serio, cuando intento hacer una me quedo a mitad de camino. Además me aburren TODOS los deportes y actividades físicas habidas y por haber, así que no es para mí. Si el día de mañana tengo que adelgazar (por ahora estoy feliz con mi peso "normal") voy a limitarme a comer menos, cosa que me va a doler bastante, pero menos que la actividad física. Igual, difícil decirle no al Danette. Y esto me recuerda que TENGO que probar el nuevo de Chocolate Amargo. ¿Consumista yo? Por favooooooor.

Hagamos Ohm dijo...

Jajajajajaja!!! es el mismo!! No te preocupes, ahora me queda lejos!

Después de la décima clase ya te mete manito, a tener ojo ;)


Uff, es dificil parar de comer =(

Aislin dijo...

La verdad, te odio un poquito. Tu post me hizo querer adelgazar y hacer ejercicios tambien. Ayer iba re bien, comi ensalada y todo!

Pero antes de irme a dormir, me acorde de los malditos alfajores que me trajiste... entonces me fui a comer uno. bitch.

Diego Suárez del Corral dijo...

Se lo que se siente. Cuando era chico, los demas gurises no me elegian nunca para sus equipos de futbol porque era en queso. A mi tambien me supieron mandar a hacer los ejercicios para torpes. ¿Mi respuesta? Huir despavorido. Y decidir no mover un musculo nunca más.

Que traumas. Habria que hacer un grupo de apoyo para parias de la actividad fisica, a ver si nos animamos a retomarla de a poco.

rafael dijo...

fac fac fac. habia escrito un lindo comentario sobre como una experiencia semejante (ok ok, un partidito de futbol) me dio dolor por dias y que al fin me di cuenta que eso es un señal de que ejercicios son malos... pelo el conveniente boton de "back" en el mouse me hizo perderlo. rip, lindo comentario.

D.I.T dijo...

Phibrizoq: yo ya probé eso de comer menos y en una época de mi vida supe adelgazar 20 kilos. Hoy, tres años después, recuperé 9 y estoy entrando en pánico. Los deportes me divierten, pero soy igualmente de croqueta y encima no soy lo suficientemente buena en ninguno como para unirme a algún equipo o algo así. Y no, no probé el Danette de chocolate amargo.

Hagamos: no lo puedo creer, qué chico que es todo esto. Ahora por lo menos toy avisada y atenta a lo de toqueta.

Aislin: no me odies, pensá en que ahora, hoy, en este momento, me duelen los abdominales hasta cuando toso. Y hoy, de noche, toca gimnasia de vuelta :S (Y culpo a los EEUU por engordar!)

Diego: yo siempre era la última a la que elegían para jugar al manchado :/ El único deporte en que fui moderadamente buena fue en el básquetbol, por mi altura. Creo que cuando se me termine el pase este me voy a anotar en alguna clase de Pilates que me dijeron es re tranqui y no necesitás ser coordinada.

Rafael: es una cagada eso del botón de back. Yo sufro lo mismo con los touchpads donde golpeás dos veces y hace un click. Siempre se me borra todo. Pero te ofrezco mi más sentido pésame y un minuto de silencio por tu comentario.

Leso dijo...

lo contrario: hice gymnasio todo el verano hasta ahora mayo, ahí corté por el frío. en agosto-sptiembre arranco nuevamente,igual mentalizarte está bueno !!

D.I.T dijo...

Leso: pero vos sos al revés a todos los demás! ¿No te cagás de calor yendo a gimnasia en verano?

Farton Thomas dijo...

siiii soy del club de "los ke les gustan las semi-rellenitas" fundado por el sr. Alexander Murdoch.

El touchpad es odioso pero si kerës usarlo como tambor en una acer lo solucionäs con Fn+F7+ir a comprar un mouse usb

asi ke te pusiste a hacer gim. te vas a poner re linda

Saludos y aguanten las semi-rellenas!!

Piyuj dijo...

A mi lo que me cuesta más es llegar al lugar, no estando ahí, o sea me da muuucha pereza ir a un gimnasio, y es en eso en lo que ir con amigos ayuda :P.
Por suerte lo que necesito yo es engordar no adelgazar, estoy a un paso para irme, si no te comes el Danette avisa :P.

Loo dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! El mejor post! El mejor, el mejor, el mejor! Te quiero, sos divina, y te entiendo lo que es tener la presión baja y odiar la gimnasia. Te juro que te admiro la fuerza de voluntad. Ojalá perseveres.
Dos cosas más: 1. Es verdad, no podés ser tan nerd. 2. Me considero "una de las tres chicas que lee tu blog", y no pienso hacer dieta ni ejercicio este año, así que lamento, pero no puedo colaborar con la causa, no hay nada más lindo que comer mucho chocolate en invierno.

Ta, aguante vos y toda la gente que tiene bolas para hacer cosas así. Yay. :)

Maria Gracia dijo...

tengo que confesarte que después de haber leído tu maravilloso articulo en tu maravilloso blog decididamente salí a buscar un gimnasio adecuado y creo que lo encontré, así que empiezo esta semana, después te cuento como me fueee jauajua
Besos te quieroooooooooooo

Maria Gracia dijo...

es mas, no solo encontré el gimnasio adecuado sino que voy a pagar 6 meses por adelantadooooooooo juaaaaaaaaaaa

D.I.T dijo...

Farton: el problema con ser semi-rellenita es que te deprimís una semana, te agrandás el estómago y terminás en el grupete de las 'no le doy ni con un palo'. Antes de siquiera darte cuenta, estás evitando la balanza, insistiendo en que ese pantalón se encogió en el lavarropas y diciendo 'sí, bueno, rompo la dieta' mientras agarrás el décimo brownie del día. Es una línea muy delgada.

Piyuj: el danette fue :( Y me compré más. Pero mañana empiezo, en serio.

Loo: jajaja cómo me cago de la risa con tus comentarios, cosola. Por ahora la cosa va mal, pero ya pienso volver a mi PamelaAndercización esta semana.

Magra: bieeeeen enaniiiis. Vamos que podemos! ¿Dónde encontraste gimnasio? Venite al mío, así por lo menos te reís de mí mientras me caigo!

Pará, pará. SEIS MESES. PERO VOS ESTÁS LOCA?

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |