Aprendiendo a hacer propaganda

viernes, mayo 01, 2009

El otro día me llegó el siguiente mensaje vía Féisbuc:
1°) Llamado a voluntarios

El Comando de Campaña Astori Presidente precisa un grupo de jóvenes habituados a surfear en la web para el desarrollo de un proyecto. Se trata de invertir algunas horas diarias (en cualquier horario) durante una o dos semanas. Los voluntarios, por favor envíen un mensaje a: info@astoripresidente.org.uy, agregando al mismo información personal, disponibilidad de horario y dónde leyeron este mensaje. Gracias.

Prensa Comando Astori Presidente
Además de reírme ante el uso de la palabra 'Comando' y pensar que Astori debe estar buscando gente para mejorar su 'sensación política' en Montevideo COMM (ya que estamos, si alguien lo sabe, por favor explíqueme cómo es que miden esto), me puse a pensar en las campañas políticas.

Porque las campañas políticas son mucho marketing y las campañas políticas son mucho diseño y las campañas políticas son mucho 'busco programador web'. Hoy en la radio escuchaba un discursillo de Lacalle y, ante todas las preguntas, Lacalle respondía "Fíjense en www.lacalle.com.uy." Así es que, ahora, lo candidatos necesitan de programadores web.

Se ve que es su forma de acercase al 'público joven',
esos no sé cuantos votantes que todos quieren acaparar. Larrañaga dijo el otro día que él es el único candidato que tiene propuestas tangibles para los jóvenes. Eso no es cierto. Lacalle también se ha preocupado por llegarles a los jóvenes. Retardados, pero jóvenes al fin:

Igual, no voy a analizar sus sitios webs. Esa tarea le quedará al Chino que tan bien lo hace. Yo voy a analizar otra cosa.

Resumiendo, una campaña política siempre necesitó de gente. Antes d
e que los candidatos aparecieran en Facebook y antes de que tuviesen sitios güeb en internés, y antes de que corten el pelo y usen chaquetitas porque sus asesores de imagen se lo indican (sí, te hablo a vos, Muji), los candidatos publicitaban en la calle, o vía pública como le dicen.

Junta política en Plaza Gomensoro. Palmera única testigo.

Y para estos anuncios en vía pública, siempre utilizaron personas inteligentes, con experiencia, para que les escribieran sus slogans. Slogans que lees y pensás "Chan, a este lo tengo que votar sí o sí." Si no, miren al Guapo:


Sin palabras.

O, quizás, yo y vos también seamos expertos en slogans partidarios:


Guapo, me podés robar el slogan si querés.

También siempre han contratado a los mejores fotógrafos, tal como lo ejemplifica este anuncio de Amorin y el fachero:





No, no es una foto sacada con un celular… es periodismo civil. O algo así. Buscalo en Wikipedia. Sí, son re cancheros y usan Wikipedia. Votalos, joven. Por favor.

O mejor, me pueden votar a mí. Sobre el mismo Palacio Legislativo. DOS VECES.



Aparentemente, todo lo que necesitás para hacer una propaganda política en vía pública en Uruguay es un slogan - cualqueir slogan - y una foto - cualquier foto. Sí, la del cumple de la tía que sacó el abuelo con el celular sirve también. O aquella foto que sacaste de otra foto con la cámara digital porque no tenías escaner. O mismo esa que recortaste del diario cuando saliste en la sección de Sociales. Cualquier foto.

Todo esto me hace pensar que, en Uruguay, quienes ayudan a armar campañas políticas deben ser todos voluntarios, amateurs, partidarios apasionados que desean ayudar a su candidato de elección con toda su alma. Es por eso que tenemos que entenderlos y conformarnos con las truchadas que vemos. No es que ni siquiera lo estén intentando... simplemente, no tienen los recursos necesarios. Un poco de paciencia, che. Después de todo, tampoco es que están gastando nuestra plata. ¿O sí?


Es
eso, o basta de contratar a familiares que de vez en cuando usan fotoshó. ¿Cuál es tu caso Lamas?





Aunque si yo fuera Lamas hubiese hecho las cosas un poco distintas. Digamos que el fotoshó no hubiese sido tan libremente aplicado a mi rostro sino a, bueno, pequeñas imperfecciones de las cuales me quejo de vez en cuando. Pequeñísimas, eh. Y si no, mirenlón:


Y, por alguna razón, me sospecho que obtendría más votos que él.

Texto, foto y photoshop a millón. Ahora sólo falta probarlo en sus casas. ¡Van a ver que es muy fácil y divertido!

(¡Gracias a Gabriel por las fotos!)

6 comentarios :

Luckita dijo...

Bo, segunda vez que no puedo escribir un comment acá! La primera me lo borró, la segunda por lo menos me avivé y le hice copy (a mis pelotudas palabras, jaja). Y aviso que si no me publica esto, no te comento nada. :P

Había dicho:

Bueno, escribí un comment, pero creo que el blogger no lo publicó (muy bueno tu sistema de detección de bolasos en los comentarios). Tonshe, comento corto, porque me embola repetirme.

Me mató el fail sobre el ya clásico "este verano, divertite, cuidate", mi cartel favorito de la campaña.

Y 0303456, sin palabras, sos la uan.

D.I.T dijo...

Sí, la uan con terrible lomazo. Al fin.

Alfred dijo...

Bueno, el llame-ya-de-Astori es una imitacion de lo que hizo Obama... quiero ver si Danilo empieza a llamar a los que dejaron mensajes tambien...

No saliste mal en la foto Teffs, pero la verdad, el pelo asi no te queda bien... :P

Larranhaga con propuestas? TANGIBLES? naaa ni en underworld

che la cancion del comando sera la misma que la de ramones?
'First rule is: No love of Germany
Second rule is: Be nice to your mommy
Third rule is: Don't talk to commies
Fourth rule is: Eat kosher salamis'

pd. en ie8 se ve bien de biela :D

MalboroSinR dijo...

JAJAJAJJAA, Excelentes fotomontajes!

Agustin Acevedo Kanopa dijo...

Hay que tener mala liga para integrar el partido colorado y llamarte Fachinetti. Los chistes ideologicos que se prestan con tal nombres estan tan a la mano que son injustos

Después otra cosa: ¿Hay algo peor que un joven blanco?. No el partido blanco. No la campaña por los blancos. Tampoco Lacalle o Larrañaga. Ni siquiera "joven blanco" elevado a su dimension conceptual. No, no El joven blanco, sino UN joven blanco.
El tipo solo,mas alla de toda ideologia: solo su cara, sus jeans claritos, la camisa a cuadros, su buzo colgado al cuello.

D.I.T dijo...

Entiendo perfectamente a qué te refería con el joven blanco. De hecho, cuando todos hablaban de floggers, preparé un post sobre ellos titulado 'Tribus urbanas e interdepartamentales', alegando que todos nos estábamos perdiendo de un mercado donde Cimarrón y Legacy eran monopolio. Después me aburrí y no lo publiqué.

Pero sí, me alegra que alguien más se haya percatado de su existencia. Tengo en mi casa, viviendo conmigo, un ejemplar. Y dos amigas cuyos targets de salientes siempre oscilan de joven blanco en joven blanco, lo cual me demuestra la densidad demográfica de este grupo en todo el país.

Y no los odio. Son proveedores de las mejores expresiones y similies, lease:

"Manso como boca de lobo."
"Salado como moco de marinero."
"La cosa no es chicharrón de sururú."

Entre otros, claro.

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |