A pedido

lunes, junio 08, 2009

Se fue Daisy Tourné. Hizo reír a un puñado de pequeños socialistas y después se fue. Así, se arrepintió y se fue. Pero antes de que los fans de Daisy me pidan este post para publicar en su facebook y que El País lo levante para demostrar que sólo 10 personas comentaron y entonces Daisy es un fracaso, voy a explicar una cosa.

Yo a Daisy le tenía fe. Sí, le tenía fe. Yo la veía a Daisy, a una
mujer grande, lesbiana, media fea si la mirás con un ojo cerrado, que se divertía en Fun Fun, que tenía sitio web y hablaba en un idioma Mujiquense de menor calibre, como una brisa de aire fresco en la política. Como alguien que tenía el potencial de quizás, tal vez, capaz, en una de esas, cambiar algo.

Esto fue en el 2007. Desde entonces, muchas cosas han pasado, demasiadas como para seguirle teniendo fe. Por más que viva dentro de un tupper, por más que la vida misma me encuentre desconectada de toda noticia o evento que supuestamente me tiene que interesar porque un equipo de producción de un noticiero o diario me lo dice, yo sé que no le fue bien. Que hizo las cosas mal. Que muchas otras personas, como yo, se desilusionaron.

Dicen que Daisy renunció porque se fue de boca en un encuentro con los jóvenes del Partido Socialista. Dicen que ofendió a medio pueblo – a su partido m
ismo y a la oposición – por decir cosas que no tendría que haber dicho. Que el propio gobierno le pidió la renuncia.

Si repasamos sólo por un segundo las cosas que Daisy dijo en ese encuentro, no encuentro una sola donde haya sido tan ofensiva. Dijo burro. Ohnoes. Dijo concucha, parafraseando a alguien se su mismo partido. Oh Margot. Dijo cagando. Dios mío. Y dijo hijo de puta. ¡Ay no!


Déjenme de romper las pelotas. ¿Qué dijo Daisy? Daisy dijo que la oposición la ve cómo una 'desequilibrada', 'lesbiana', que tiene 18 amantes y que vive en Facebook y en pedo en Fun Fun. ¿Esto es mentira?


No. De la misma forma en que la izquierda ve a la derecha como un puñado de trogloditas neandertales con camisa a cuadros y chaleco Legacy que hacen fruto de su fallutería sonriéndole a las cámaras mientras les pegan a sus mujeres, echan a sus hijos homosexuales de la casa y dictan su vida según los demás y demenos de Galería, la derecha ve a la izquierda como planchas mugrientos con olor a mandarina que pasan de orgía en orgía mientras compran remeras de Liber Seregni al por mayor y justifican su pereza con los obstáculos sociales, su falta de hábito de trabajo y su afición por el porro.

El 'Che' según la izquierda y el 'Che' según la derecha.

Daisy dijo que el parlamento da vergüenza, que da vergüenza ver a una legisladora diciendo 'vení, vení, vení' (en alusión a la diputada Sandra Etcheverry) y da vergüenza también oír a otra legisladora del Frente gritando ‘conchuda’ a los cuatro vientos. ¿Esto es mentira?

No. Da vergüenza, sí. De hecho, hace un par de días, hablábamos de esto en una reunión con amigos donde nos terminamos peleando todos por temas políticos. El tema del parlamento salió a luz y justo se dio que tres de nosotros habíamos estado en un par de sesiones de la cámara de Senadores para ver qué carajo hacían mientras el pueblo esperaba por una ley. Fue deprimente, deplorable, vergonzoso e increíblemente aburrido. Nadie l
e daba pelota a nadie. Es más, cuando se pelean eso quiere decir que al menos ALGUIEN estaba escuchando. Y el que nadie haga nada y el que el país no tome esto como un problema nos hace a todos, a todos nosotros que les pagamos el sueldo, una manga de conchudos.

Daisy dijo que los carteles de 'Tolerancia Cero' de la campaña de Hierro eran un slogan. Que cuando alguien le preguntó a Hierro qué quería decir, él mismo lo admitió: era un slogan. Y que, por esta razón, Hierro era un burro. ¿Esto es mentira?


Sí y no. Hierro es burro en afirmar que sólo se trataba de un slogan y no ofrecer medidas o estrategias o lo que sea de seguridad potenciales en caso de su victoria a cambio del slogan y sólo mencionar el problema sin dar soluciones. Pero no est
oy segura si 'burro' equivale a 'demostrar que uno es un político de medio pelo'.

Daisy, supuestamente, ofendió a un pueblo. Según Lacalle, 'dio vergüenza'. Según Mujica, habló ‘de más’. Según Hierro, la ministra está 'fuera de control, dice palabrotas, comete groserías y ataca a los líderes de la oposición'. Según Mieres, sus declaraciones demuestran 'que está totalmente fuera de capacidad para el ejercicio de un cargo tan importante.'


Según Larrañaga, ofendió 'a todos los uruguayos' (aunque viniendo de un candidato que logró 'ofenderse' con los resultados de una encuesta que no lo suponía ganador en las internas, esto no me sorprende). Y Larrañaga también dijo, luego de una s
arta de boludeces que ocupan más de dos párrafos, que los propios dichos de la ministra 'eximen de mayores comentarios.' Yo digo lo mismo, entonces.

Y según Nin Novoa, el mismo presidente fue el que le pidió a la ministra su renuncia, alegando que este incidente fue la razón de la misma.




Daisy dijo, y citando textualmente, que "El sueño dorado del uruguayo no es tener la casa propia, es tener el policía propio. El mismo que reclama más policías dice que todos los policías son corruptos, hijos de puta y ladrones, el mismo, pero quiere su policía. Tenemos una esquizofrenia con este tema". ¿Esto es mentira?


No. Pero tampoco es nuestra culpa. Es culpa de Daisy. No hay que ser muy vivo para darse cuenta que la inseguridad sigue vivita, coleando y en aumento. Lo que en algún momento se dudó si efectivamente era sensación térmica o no, ya no debería ser cuestionado. De hecho, los datos lo confirman. Datos que fueron recolectados muchísimo tiempo atrás y que el gobierno recién dio a conocer.

Y esta es la razón por la cual Daisy tendría que haber renunciado. No una sarta de boludeces seguidas de declaraciones pedorras de todos los candidatos y afines.


El hecho es que Daisy dijo muchísimas cosas mientras un grupete de jóvenes socialistas y todo el mundo presente se reía a carcajadas, cosas donde no le pifió tanto, y luego se fue. No importa si se fue por motus propia o porque Tabaré se lo pidió. Lo que importa es que se fue por hablar de más, por expresar su frustración y por decir cosas que no sé si son tan erradas. Lo que importa es que se tendría que haber ido porque no pudo con su trabajo.


Yo la única moraleja que encuentro es la siguiente: siempre es más fácil encontrar un chivo expiatorio que admitir – a uno mismo y a un país entero – que se las cosas se hicieron muy, muy mal.


[Uds. querían un post sobre Daisy. Bueno, ahí está. No creo que sea lo que esperaban pero es lo que es. Y, como agregado, digo: a ver si la opinión pública se deja de debatir sobre pelotudeces y se pone a pensar en cómo solucionar el problema de la inseguridad, en cómo bajar la tasa del desempleo que subió, en cómo bajar el costo de vida y en cómo milagrosamente crear a un candidato que valga la pena en tan sólo 20 días.]

11 comentarios :

Voz Independiente dijo...

Me mataron los "Che" según la derecha y seguún la izquierda!!!

Alfred dijo...

Por experiencia propia te digo, no es politicamente correcto hacer lo que hizo la ex-ministra. Mas alla de la veracidad o no de los dichos. Independientemente de que los diputados/senadores oligarcas o no, facistas o no, deberian haber corrido con la misma suerte... La exposicion mediatica ultimamente a esta mujer la mato...

D.I.T dijo...

Alfred, te imaginás lo tanto que entiendo tu comentario pero vos mismo te acordarás cómo reaccioné yo ante lo que pasó en ese caso. Ahora reacciono igual y no es por defenderla a la mina.

Vuelvo a repetir que si Mujica hubiese dicho exactamente lo mismo que Daisy, esto no hubiese ido a mayores. Lo que hay que preguntarse es por qué.

Y aunque esté bien echar a alguien porque se vaya de boca, sigo manteniendo lo mismo... ¿por qué no la echan por su ineptitud antes de utilizar a un descuido como excusa? Mires como lo mires, no tiene mucho sentido que haya sucedido lo que sucedió.

jp dijo...

jeje. yo tambien me mate de la risa con la vision del che segun la izq y la derecha

las cosas que decia Tourne no eran para nada disparatadas para mi, el tema es que si te estan filmando tenes que tener un poco de autocontrol y no decir todo lo q te pasa por la mente

transmutacion dijo...

Che, la taza de desempleo debe de estar en la estantería de la cocina del MTSS y repetida para todos los funcionarios, ahora, la tasa de desempleo habría que subirla creando oportunidades en el sector privado, no aumentando el sector público, porque el aparato estatal está creciendo a tal punto que en cualquier momento se le quiebra la columna al Estado :S

Salutes,

D.I.T dijo...

Bueno, TASA. Ahora lo cambio.

Y estoy de acuerdo contigo en cuanto al resto. También vendría bien que los sueldos tuvisen ALGO que ver con el costo de vida, pero eso ya es un plus que pido.

nAcho dijo...

Yo creo que Daisy se estaba yendo (ya sea porque decidió irse o porque la fueron) y no se quiso ir callada. Aprovechó el momento, y dijo todo lo que tenía que decir, sin pelos en la lengua. Por eso es que si lo vemos con un poquito de cabeza obviamente vamos a ver que no le erró en casi nada.

Yo tampoco lo digo por defenderla, porque no me interesa. Y no creo que haya sido una buena gestión, pero al verla en la tele iba asintiendo en casi todo lo que dijo, más alla de como lo dijo y frente a quien.

Gustavo Degeronimi Fett dijo...

Cada país tiene el gobierno que se merece

Alfred dijo...

Partamos de la base que los cargos ministeriales son de confianza, ergo, se malacostumbra a que la persona que ejerza tal cartera no sea la mas adecuada o no tenga el background suficiente. Paso con Mujica, paso con Tourne, paso en todos los gobiernos anteriores tambien. No echan por mal desempenho, porque seria sorprendente que tengan un buen desempenho... No cuento tres ministros que hayan hecho un buen papel en este gobierno, termino siendo por amiguismo.

A Mujica no se le tiran en contra, por mas que diga cosas peores, porque es el candidato que mas votos tiene, la gente lo quiere asi, si vos te tiras en contra haciendote el moralista, lo unico que logras es caer en el fanatismo del pros vs cons, y ahi con Mujica sos papita. Es el tipo con mas fanaticos del Uruguay. Como si de eso se tratara la politica...

Por ultimo, que Mujica hable peor no es justificativo para no rajar a esta Sra. Deberian rajarlos a los dos, al igual que a los parlamentarios "que se dejan llevar por la pasion" sic...

Marcos dijo...

hace un tiempo un presidente (Jorgito) dijo un disparate aun mayor que no insultaba a los uruguayos si no que a los vecinos de enfrente. Después si nos insulto llorando como nene chico y nadie dijo que tenia que renunciar (aunque ahora a los muchachos no los vota ni la madre).
En mi opinión cuando sos una persona pública tienes que poner un filtro entre lo que pensas y lo que decís por que si no estas en el horno, por mas que estes diciendo puras verdades. Que encima si te pasas de la raya y no tenes pruebas después hasta te demandan por difamación.

Chicle de frutas dijo...

Hace como cuatro mil años que pasó esto pero igual posteo.

A mí me parece que la mina no encaró a pensar que estando en año electoral en un país cada vez más hueco y con menos capacidad argumentativa, los niveles de discusión son terriblemente bajos, y se regaló diciendo cosas que son verdad pero que la gente no quiere escuchar porque son TARADOS.
Lo de la esquizofrenia sobre los policías es tal cual, Daisy es psicóloga social así que de eso sabe, el tema es que haya sido tan gila de decirlo a los medios, a la gente no le gsuta que le digan ESQUIZOFRÉNICA, y ese conocimiento tendría que estar antes de tirar el diagnóstico tan a la ligera, más allá de que a mí escuchar eso no me afecta, hay gente que se siente ofendida e incomprendida, y la gente que se opone a Tourné se iba a arprovechar de todo eso para hacer creer a la gente que Daisy los desprecia y ellos no, cuando a mí me parece que es al revés, esta mina de todas maneras creyó que la gente iba a poder entender eso al escucharlo y la gente no entendió nada de nada, el resto de los políticos tuvieron que masticar todo lo que ella dijo y dárselo en la boquita a la gente porque la gente no quiere sacar conclusiones sola, para eso hay que pensar y pensar solo da miedo, mirá si te equivocás! Como si hubiera una Verdad... Margot!


Bueno, otra cosa, sobre la ineptitud de ella frente a ministerio y la inseguridad, no estoy muy al tanto de todo lo que pasó en su mandato, pero no me parece que se haya mandado grandes cagadas, es más, creo que se hicieron cosas muy bien para reestructurar una cartera de mierda.
La inseguridad no bajó, ah claro y eso es culpa de que el MI no pone mano dura. ¿Me están jodiendo? Facilísimo decir eso, así no vamos muy hondo.
La realidad es otra, la realidad es un sistema económico cancerígeno que ya tomó cada partecita de la sociedad. La violencia es intrínseca al capitalismo, la gente quiere TENER cosas y hace LO QUE SEA por tener esas cosas, al nivel que sea, robando un abitab, rapiñandome a mí la cámara de fotos con un chumbo en la cabeza, afanando un sundown de una estantería de tienda inglesa o un buzo en zara como hacen algunas viejas pitucas, estafando, llegando a ser presidente, trayéndote del trabajo un marcador indeleble o pagándole menos a la empleada de tu casa. Plus valía por donde quieras, o sea VENTAJERISMO, y así los pobres se resienten y atacan directo, quieren tus championes, tu laptop y tu celular. ¿Eso lo va a arreglar un ministerio?

Yo que sé...
El problema es mucho mas grande que Daisy o no Daisy, que los ministerios y las malas palabras. Si no nos la jugamos a pensar en TODO nosotros mismos, no nos merecemos más que esto en el gobierno.

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |